Crisis de valores

¿Cuántas veces hemos escuchado hablar de que hoy e día se han perdido los valores y por ello nuestra sociedad está como está? ¿Creés realmente que se están perdiendo los valores o se están modificando?

Los Espíritus en sus más diversos comunicados vienen, a lo largo de los años, advirtiendo a la humanidad a respecto de sus desobediencias. La consecuencia de tanto egoísmo y ambición, evidentemente, no podría ser otra. ¡La crisis es de valores morales!

Ojalá, pero, que ella no se extienda con mayor agresividad, desencadenando, por ejemplo, una crisis de escasez de alimentos, lo que, inevitablemente, llevará al hombre para una guerra de exterminio de proporciones ¡inimaginables!

Chico Xavier, en varias oportunidades, elucidaba: – “La Tierra es un gran organismo que tambiénse enferma… Y, cuando se enferma, el ‘alma del mundo’ solicita una especie de sangría, para que todo vuelva a la normalidad…”

Una nueva orden económica mundial se torna necesaria. Los países ricos no pueden continuar oprimiendo a los países pobres. Nuestra civilizaciónes apenas de superficie. El mundo es un barril de pólvora, prestes a explotar. No es necesario ser profeta para efectuar tales vaticinios.

Infelizmente, de manera general, las religiones tradicionales fallaron en la conducción de las almas, continúan a existir por tradición o mera formalidad. No acompañaron el progreso de la inteligencia y yacen estancadas. Es cosa que no puede suceder con el Espiritismo, cuya función precipua es la de revitalizar el Evangelio de Jesús.

      Así que, no esperemos solución para los problemas espirituales de la humanidad con base en la inyección de dólares en el mercado. En alabanza de un futuro mejor y que todo puede ser revisto. Las bolsas entran en crisis, es necesario, pues ¡que suceda! Nos dijo Jesús… Es necesario que vengan los escándalos…”

Veamos la sabiduría de la espiritualidad conforme consta en el libro “NuestroHogar” del Espíritu André Luiz, psicografado en 1943, por lo tanto, hace 68 años, que nos muestra otra especie de cambio imperando más allá de la muerte: ¡el bonos-hora! Es la moneda que jamás pierde su valor, no creando una economía ficticia, porque basada en el esfuerzo individual e intransferible.

        No nos olvidemos de que el dinero en el mundo es una convención que apuntala con base en la capacidad del hombre ilusionar al propio hombre. En el mundo en que vivimos impera el retrato de la injusticia social generando la crisis de valores morales.  Pero, el dinero puede ser aplicado y distribuido con Amor generando el progreso de la humanidad.

 En fin, sembrando la Esperanza yla Caridad vivenciando la Justicia para que todos podremos, así, mejorar los días del mañana. ¡Piense en Esto!

Fuente: Jornal Leep nº 14 de Uberaba – Brasil.

Mensaje publicado en el Jornal Cinform de Aracaju el día 25.07.2011 para un tiraje de 25.000 ejemplares.

Mensaje traducido por el Grupo Maria de Nazareth de Santiago de Chile.

De Joa Cabral

El arte de la relación conyugal

Redacción del Momento Espírita
http://www.momento.com.br/pt/ler_texto.php?id=2953&stat=0

Es común pensar que las bodas más sólidas son aquellas que sobreviven a grandes traumas. Digamos, una infidelidad conyugal o una suspensión de pagos.

Con todo, la verdad es que la duración del matrimonio está en la razón directa del arte de la convivencia conyugal.

Convivir todos los días, aguantando las pequeñas cosas uno del otro, por ejemplo. Soportar que él apriete el tubo de pasta de dientes bien en medio, mientras ella insiste que deba ser bien en al extremo, por una cuestión de estética y de economía.

O aun, él no ayuda en las tareas domésticas. Ella es demasiado  sensible..

Él ser muy blando con los niños, permite todo. Ella desea mantener la línea dura, envistiendo en la disciplina y en la educación de los hijos.

Convivir con las diferencias exige buena voluntad diaria. Una pareja, que convive hace catorce años, confesó que tiene diferencias enormes en cuánto al deporte.

Ela adora ver futebol em casa. Ele adora aventuras. Com uma filha de dez anos, aprenderam a conviver, apoiando um o prazer do outro.

Ella adora ver el fútbol en casa. Él adora las aventuras. Con una hija de diez años, aprenderán a convivir, apoyando uno el placer del otro.

Así, cuando el marido decidió dar la vuelta al mundo a vela, ella lo acompañó por la imaginación, sin salir de casa. Pero no creó obstáculos para él, ni hizo el papel de víctima.

Saber aceptar comentarios hechos en momentos de pequeñas peleas también contribuye para la manutención de la estabilidad conyugal.

Cierto marido regaló a la esposa con diez rosales, que ella tuvo que plantar sola. Durante una discusión, ella acabó por decir a él que odiaba aquellas rosas que él había comprado. Finalmente, ellas sólo servían para dar trabajo.

Él no se perturbó. En la Navidad de aquel mismo año él dio más rosales. Ella lo encontró gracioso, comentándolo con las amigas.

Cuando la gente piensa que ellos entendieron lo que se habló, se descubre que ni oyeron.

Y continúan viviendo juntos, cogiendo rosas de su jardín.

Pero, posiblemente, lo más importante sea recordar los buenos momentos. Mirar para el pasado, reavivar las llamas de los sentimientos positivos tiene la capacidad de reencender el amor.

Un americano cuenta que él y la esposa adoran recordar la forma como se conocieron. Ella fue a un restaurante donde él estaba cantando. A ella le gustó mucho la canción y aplaudió entusiasmada.

Él la notó y preguntó: ¿Usted está casada?

No, respondió. ¿Usted cantaría en mi casamiento?

La respuesta de él fue rápida y sonriente: Yo voy a cantar en nuestro casamiento.

Siete meses después estaban casados. Están casados hasta hoy, pasados años. Continúan felices.

 * * *

Entre muchos matrimonios, en la Tierra, el tedio aparece después que arrecia la pasión y lo cotidiano toma cuenta de los actos.

EL tedio irrita la vida en común. La rutina la destruye.

Tan pronto surja en la relación conyugal la indiferencia, la frialdad o el relajamiento, es hora de reaccionar, antes que el casamiento acabe por tonterías.

Boda, o sea, la unión permanente de dos seres, puede ser entendida como una conexión afectiva que recuerda el cerebro y el corazón. Para que la vida prosiga, es necesario que haya sintonía entre ambos.

Redacción del Momento Espírita, con base en el artículo Nuevas reglas para una boda feliz, de Selecciones Reader’s Digest, de enero de 2000 y en el cap. 13, del libro Vida y sexo, por el Espíritu Emmanuel, ed. Feb.
Em 01.04.2011.

http://www.aeradoespirito.net/

 Traducción del Grupo Espirita el Amor en Acción-España
  Em: 22.06.2011

Mensajes fraternales…

Que siempre existen tres enfoques en cada historia: mi verdad, tu verdad y la Verdad.
Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que deseas ser…
Que es más fácil reaccionar que pensar….
Que podemos hacer mucho más cosas de las que creemos poder hacer…
Que no importan nuestras circunstancias,
lo importante es cómo interpretamos nuestras circunstancias.
Que no podemos forzar a una persona a amarnos, únicamente podemos ser alguien que ama…. El resto depende de los demás…
Que
requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla. . . .
Que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente
Que las personas honestastienen más éxito al paso del tiempo…
Que podemos
escribir o hablarde nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor…
Que no importa qué tan lejos he estado de DIOS, siempre me vuelve a recibir…
Que todos somos responsables de nuestros actos.
Que existen personas
que me quieren mucho, pero no saben expresarlo….
Que puedo hacer todo o nada con mi mejor amigo y siempre gozar el momento
Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarte en los momentos más difíciles…
Que la madurez tiene que ver más con la experiencia que hemos vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido….
Que hay
dos días de la semana por los que no debemos de preocuparnos: ayer y mañana. El único momento valioso es AHORA.
Que aunque quiera mucho a la gente, algunas personas no me devolverán ese amor.
Que no debemos competir contra lo mejor de otros, sino competir con lo mejor de mí.
Que puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida….
Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente…
Que si
no controlo mi actitud, mi actitud me controlara a mí.
Que nunca debo decirle a un niño que sus sueños son ridículos, que tal si me cree?…
Que es más importante que
me perdone a mi mismo a que otros me perdonen…
Que
no importa si mi corazón está herido, el mundo sigue girando. . .
Que la violencia atrae más violencia…
Que decir
una verdad a medias es peor que una mentira…
Que las personas que critican a los demás,
también me criticarán cuando tengan la oportunidad
Que es difícil ser positivo cuando estoy cansado…
Que hay mucha diferencia entre la perfección y la excelencia…
Que los políticos hablan igual en todos los idiomas…
Que es mucho mejor
expresar mis sentimientos, que guardarlos dentro de mí….
Que al final de la vida me doy cuenta que las únicas cosas que valieron la pena son:
Para ser exitosos no tenemos que hacer cosas extraordinarias. Hagamos
cosas ordinarias, extraordinariamente bien. . .
“Si alguna vez no te dan una sonrisa esperada, se generoso y da la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreir”

-Mahatma Gandhi-

Colaboración Nube Azul

El cambio, la crisis y el esfuerzo

¿Cuántas veces pasamos por cosas o acontecimientos en los que nos preguntamos el por qué a mí? ¿Cuántas veces hemos visto la necesidad de cambiar y no podemos porque es mas cómodo quedarnos estancados en cierta posición y no damos un paso más para esforzarnos?

Cambio, crisis y esfuerzo, palabras que van de la mano, actos que requieren de mucha fortaleza para enfrentarlas…

… Cuando trabajo por mi, en mi… estoy trabajando y luchando por un país libre, estoy luchando por el amor, estoy poniendo mi fuerza de voluntad a la disposición de Dios el todo poderoso… estoy trabajando por mi familia… pero para despertar de mi mutismo, de mi sordera, es necesario entrar en crisis, las veces necesarias hasta que al cansarme de sufrir empiece por alzar los ojos al cielo, una señal para  dejar de sufrir.,…

… Se sana el que se cansó de estar enfermo…

Descarga el archivo para ver la información completa sobre este tema.

EL CAMBIO

COLABORACIÓN: NUBE AZUL